Cómo ajustar y ablandar el tejido de malla de lacrosse

Table of Contents

El tejido de malla de lacrosse es una parte esencial del palo de lacrosse que afecta directamente el rendimiento y la capacidad de controlar la pelota. Cuando adquieres una nueva malla de lacrosse, es importante ajustarla y ablandarla para que se adapte a tus preferencias y estilo de juego. En este artículo, te proporcionaremos consejos y técnicas útiles para romper el tejido de malla de lacrosse y obtener el ajuste y la sensación deseados. Sigue leyendo para descubrir cómo personalizar y ablandar tu malla de lacrosse de manera efectiva.

 

¿Por qué es importante romper la malla de lacrosse?

Romper la malla de lacrosse es importante por varias razones:

  • Ajuste personalizado: Cada jugador tiene preferencias individuales en cuanto a cómo quiere que se sienta su malla de lacrosse. Al romperla, puedes adaptarla a tus necesidades y estilo de juego específicos. Esto te permitirá tener un mayor control sobre la pelota y una sensación más cómoda al manejar el palo de lacrosse.
  • Mayor sensibilidad: Una malla nueva tiende a ser rígida y poco receptiva. Al romperla, ablandas las fibras y aumentas la sensibilidad de la malla. Esto te ayudará a sentir mejor la pelota en el palo y a tener una mayor precisión en los pases, los tiros y las recepciones.
  • Mejor agarre de la pelota: Una malla de lacrosse ablandada y ajustada adecuadamente proporciona un mejor agarre de la pelota. Esto es especialmente importante al lanzar o recibir pases rápidos, ya que una malla suelta o rígida puede afectar negativamente tu capacidad de controlar la pelota y mantenerla segura en el palo.

 

¿Cuál es la mejor forma de romper la malla de lacrosse?

Existen varias formas efectivas de romper la malla de lacrosse. Aquí te presentamos algunas técnicas populares:

  • Amarre apretado: Ata fuertemente la malla en el palo de lacrosse y déjala durante varias horas o incluso toda la noche. Esto ayudará a que la malla se ajuste y se amolde al palo.
  • Torsión y estiramiento: Tuerce y estira la malla repetidamente para aflojar las fibras y mejorar la flexibilidad. Puedes hacer esto utilizando tus manos o incluso aplicando suavemente calor con un secador de pelo.
  • Uso intensivo: Una forma común de romper la malla es simplemente utilizarla de manera intensiva durante los entrenamientos y juegos. El uso constante permitirá que la malla se ablande y se adapte a tu estilo de juego.

 

¿Es necesario mojar la malla al romperla?

Mojar la malla al romperla no es estrictamente necesario, pero puede ser beneficioso en el proceso de ablandamiento y ajuste. Al humedecer la malla, las fibras se vuelven más flexibles, lo que facilita estirar y moldear la malla según tus preferencias.

Cuando mojas la malla, es importante tener en cuenta algunas consideraciones:

  • Control de la humedad: Evita mojar en exceso la malla, ya que un exceso de humedad puede afectar negativamente su durabilidad y propiedades. Simplemente humedecerla ligeramente será suficiente para ablandar las fibras.
  • Secado adecuado: Después de humedecer la malla, asegúrate de dejarla secar completamente antes de usarla nuevamente. Coloca la malla en un área bien ventilada y evita la exposición directa al sol o el uso de calor excesivo para acelerar el proceso de secado.
  • Prueba y ajuste: Una vez que la malla esté seca, pruébala y verifica si ha alcanzado el nivel de flexibilidad y ajuste deseado. Si es necesario, puedes repetir el proceso de humedecimiento y estiramiento para obtener los resultados deseados.

Recuerda que el uso intensivo y la manipulación constante de la malla también pueden ayudar a ablandarla, incluso sin necesidad de mojarla. Cada jugador puede tener sus preferencias en cuanto a si mojar o no la malla al romperla, por lo que puedes experimentar con diferentes métodos y descubrir lo que funciona mejor para ti.

En conclusión, si bien mojar la malla al romperla no es esencial, puede facilitar el proceso de ablandamiento y ajuste. Sin embargo, debes tener cuidado de no excederte en la humedad y asegurarte de permitir un adecuado secado antes de utilizarla nuevamente. La clave está en encontrar el equilibrio que funcione mejor para ti y te proporcione la sensación y el rendimiento deseados en el campo de lacrosse.

 

¿Cuánto tiempo lleva romper la malla de lacrosse?

El tiempo necesario para romper la malla de lacrosse puede variar según la técnica utilizada, la rigidez inicial de la malla y la frecuencia de uso. En general, puede tomar desde varios días hasta algunas semanas de uso intensivo para que la malla se ablande por completo y se ajuste a tus preferencias.

 

¿Qué hacer si la malla se estira demasiado?

Si la malla se estira en exceso durante el proceso de rompimiento, puedes ajustarla y apretarla nuevamente utilizando una técnica llamada «restringimiento». Para ello, ata fuertemente los cordones de la malla en los puntos deseados para recuperar la tensión y la forma original.

Recuerda que, en algunos casos, es normal que la malla se estire ligeramente con el uso prolongado. Sin embargo, si la malla se estira de manera significativa y afecta negativamente tu capacidad de controlar la pelota, es importante abordar el problema y tomar medidas para corregirlo.

En resumen, si la malla de tu palo de lacrosse se estira demasiado, puedes intentar el restringimiento de la malla, reajustar los cordones o considerar la sustitución de la malla. Además, puedes utilizar cordones de malla más resistentes para evitar el estiramiento excesivo en el futuro. Recuerda que mantener una malla en buen estado y con la tensión adecuada es esencial para un juego efectivo y un mejor control de la pelota.

 

¿Cuándo debo reemplazar la malla de lacrosse?

Aunque la malla de lacrosse puede durar un tiempo considerable, eventualmente se desgastará y perderá su rendimiento óptimo. Si notas que la malla se ha vuelto demasiado flexible, desgarrada o presenta un deterioro significativo, es hora de reemplazarla. Un tejido de malla en buen estado es crucial para un juego efectivo y un control preciso de la pelota.

 

Conclusión

Romper y ajustar el tejido de malla de lacrosse es una parte importante del proceso de personalización de tu palo de lacrosse. Al seguir las técnicas adecuadas y ser paciente, podrás ablandar la malla y adaptarla a tu estilo de juego individual. Recuerda que cada jugador tiene preferencias distintas, por lo que es importante experimentar y encontrar el ajuste y la sensación que te resulten más cómodos. Con una malla bien ajustada y ablandada, podrás disfrutar de un mejor control de la pelota y mejorar tu rendimiento en el campo de lacrosse.

Robert Taylor

Robert Taylor

"I live and breath Lacrosse"

Recent Posts